RESULTADOS Y DISCUSIÓN

3.6 Parámetros físico-químicos

El comportamiento de los parámetros físico-químicos durante cada ensayo (Tabla 5) muestra que en todos los casos la salinidad se elevó por encima de los niveles máximos recomendados, esto debido a las altas temperaturas del laboratorio húmedo. El resto de los parámetros se mantuvo dentro de los rangos óptimos (Tabla 5).

Los diversos parámetros físico-químicos incluyendo la tasa de decaimiento de amonio y su concentración inicial mostraron un ajuste a la distribución normal (Tabla 6). La correlación de Pearson (Tabla 7) muestra que la tasa de decaimiento del amonio muestra una correlación con el pH en todos los casos. En el Ciclo 1, se correlacionó con la concentración de amonio inicial y con el O.D.

La salinidad durante los ensayos aumentaba día a día, lo cual muy probablemente pueda crear estrés a los organismos que en un futuro puedan poblar estos acuarios, pero las bacterias en sí, aparentemente no fueron afectadas.

La temperatura del agua nunca superó los 30 grados, a pesar de que en el laboratorio húmedo se superó fácil y frecuentemente los 30ºC. La temperatura es un parámetro físico, esta debe permanecer entre 27 y 29 grados centígrados (CERVIGON et al. 1992 En: Plan de Manejo del Túnel de Mundo Marino) ya que estas son las condiciones donde se desarrollan los organismos tropicales. Nuestro rango tolerable se amplió a 25 y 30ºC como límites, debido a la diversidad de organismos que se puede mantener en acuarios, no solo tropicales.

Los niveles de Oxígeno Disuelto fueron excelentes, lo que hace pesar que la aireación de pronto fuera un poco excesiva, por eso muchas veces hubo necesidad de limitar la entrada de aire al nivel de manguera, lo cual hacía que la aireación se convirtiera en una variable, la cual en todo caso debemos asumir como constante. El flujo de agua, que también influye sobre el O.D., también variaba debido a problemas a la hora de cuadrar la tasa de reciclamiento de los powerhead. Los Powerhead son pequeñas bombas muy útiles en los acuarios marinos. Operan a tasas de flujo alto y pueden dirigir fuertes corrientes en cualquier dirección del tanque. En todo caso los niveles de oxígeno en un acuario marino con un buen filtro y fuerte circulación de agua a través del tanque puede siempre permanecer cerca de la saturación (MOE, 1989).
El pH se encuentra en el rango aceptable propuesto por MOE (1992) de 7.9 a 8.2, el cual permite que en el equilibrio amonio amoniaco, predomine el amonio que es una forma disociada que es 100 veces menos tóxica que la forma gaseosa no disociada NH3 (amoniaco). El pH y la temperatura determinan la presencia de Amoniaco o Amonio. El amoniaco predominara a pH y temperaturas altas. (Floramar, 1997; Romero, 1996)

Se presentó una caída del pH en los acuarios con sistema de filtración química al final del Ciclo 1, la posible explicación para este fenómeno sería el hecho de que en las diversas transformaciones que sufre el amoniaco para llegar a nitrato se libera gran cantidad de ácidos los cuales ocasionan una caída del pH (RIDDLE, 1985). Esto indicaría que el carbón activado y la zeolita llegaron a su límite, ya no existía proceso químico y por tanto el carbón activado podría estar actuando como sustrato para desarrollo de bacterias nitrificantes. Este descenso no ocurre en el sistema biológico por que al desaparecer los nitratos se restablece el valor de este.